miércoles, 27 de noviembre de 2013

Noviembre, mes de los difuntos en Sevilla.

          Nos encontramos encarando ya la recta final del mes que figura en el título, lo cual ha hecho que muchas de las calles de esta ciudad se vean frías y cubiertas por mantos de hojas caídas de los árboles que las adornan y sombrean, signo característico de esta época del año. Son bastantes las personas a las que les gusta este mes, como símbolo del otoño, por las lluvias y los nuevos matices de colores que adornan el paisaje. A otras muchas les entristece, lo ven gris bajo un cielo nublado. A mí simplemente me parece nostálgico, así de sencillo, un mes romanticista, una época de respeto y el recuerdo por los seres que ya se han ido, aunque lo hagamos todo el año, pero también de valoración entre los que aquí seguimos en el día a día y aquellos que abren sus ojos por primera vez bajo el cielo encapotado o no, de esta ciudad.