jueves, 30 de enero de 2014

Leyendas subterráneas.

          Subterráneo. Palabra proveniente del latín subterranêus, debajo de tierra, por eso la utilizamos para calificar algún objeto o lugar que se encuentre bajo tierra, normalmente oculto de nuestra curiosa mirada, esa que suele observar precisamente todo lo que se sustenta sobre la superficie terrestre. De esta forma encontramos en nuestra rutina diaria ejemplos de túneles subterráneos en la carretera, también la que por ahora es nuestra única línea del metro posee una gran parte de recorrido subterráneo o nuestros propios desagües domésticos acaban situados bajo las calles que pisamos. Aunque no es la primera vez que desde aquí nos adentramos en el interior del terreno, en esta ocasión vamos a bajar a las entrañas del suelo sevillano para ver que historias nos encontramos, mitos o realidades. Uno que conoce la ingrata profesión minera, les invita a enfundarse la petaca para encender la lámpara del casco, allá vamos.